20
Dom, May

Yamamoto y el No pago del sueldo 13 en la UASD

Opinión
Typography

Isoroku Yamamoto fue el comandante y almirante en jefe japonés que dirigió la Flota Combinada de la Armada Imperial Japonesa durante la llamada “Guerra del Pacífico”, evento inscrito dentro de la Segunda Guerra Mundial que se conoce más coloquialmente como el “Ataque Japonés a Pearl Harbor”.

Yamamoto, basado en su experiencia militar acumulada, ya que había participado de la Guerra Ruso-Japonesa, entendía que no era correcto declararle la guerra a los Estados Unidos de América (EE.UU.), y se opuso al ataque nipón en la isla de Hawái, así como también se había opuesto antes al Acuerdo Tripartito de Italia, Alemania y Japón... La crónica de los hechos demuestran que sin éxito, debido a que los demás comandantes del Imperio Japonés convencieron al emperador Hirohito de que habría ganancia de causa. Ironías de la vida, fue a Yamamoto a quien la alta jefatura militar japonesa le encomendó la elaboración del plan de ataque a Pearl Harbor; lo demás es historia universal.

El gran comandante Isoroku Yamamoto fue al encuentro de su muerte el 18 de abril del 1943, cuando vió materializarse su augurio y diezmadas bajo el fuego estadounidense las huestes militares puestas bajo su mando, entre ellas, aviones, destructores navales, submarinos y efectivos militares. La gran enseñanza de Yamamoto es que, aún oponiéndose a la guerra y acatando la orden de realizar el plan de ataque referido…, al ver que no pudo cumplir con su deber de oficio, decidió renunciar al mismo de una forma honrosa y escogió la muerte en combate.

¿Qué conexión hay entre la Segunda Guerra Mundial y el papel de Yamamoto en ésta con el desastre financiero, incapacidad e inoperatividad gerencial que ha llevado a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), a qué al día 14 de diciembre del 2017, aún no haya pagado el sueldo 13? Pues, mucha conexión.

Yamamoto era un militar experimentado que, por demás, conocía al naciente imperio yanqui y sabía de sus capacidades bélicas puesto que estudió varios años en Harvard y fue agregado militar en la embajada de Japón en Washington, período que aprovechó para conocer las fortalezas militares de los Estado Unidos. En el caso de la UASD, el actual rector, Dr. Iván Grullón Fernández, así como el vicerrector administrativo, Editrudis Beltrán Crisóstomo, son hijos de la principal universidad del Estado Dominicano, además de tener en su haber el desempeño de funciones de dirección de ésta en varios momentos, y por ende, conocen al dedillo la alta casa de estudios. Por su experiencia debieron prever, así como hizo Yamamoto, el actual desastre. Que se expresa en el impedimento económico para desembolsar el pago 13, pero que es producto de varias ramas que ahí confluyen.

Una de las principales aristas, sino la principal de las viarias a ser tomadas en cuenta para desenrollar esta madeja que impide el pago del sueldo número 13 a los uasdianos, fue abordada de manera extensa en el análisis de opinión publicado el pasado día 07 del mes de noviembre bajo el título: “Saneamiento de la nómina de la UASD, un quítate tú pa’ ponerme yo” http://eljaya.com/index.php/opinion/23555-saneamiento-de-la-nomina-en-la-uasd-un-quitate-tu-pa-ponerme-yo.

En ese escrito se plantea como la actual rectoría, junto a su equipo, ha incurrido en el aumento de la nómina administrativa y la docente-administrativa de la institución, causa que, agregada a la entrada de uno 200 profesores y al aumento del 10% realizado en este año más la política de asfixie económico implementada por el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ante la mirada indiferente de sus miembros caballos de Troya que dirigen la Asociación de Empleados Universitario (ASODEMU) y la Academia…, han desbordado la capacidad gerencial y económica de la UASD.

Para uasdianos de larga data como el maestro Faustino Collado, hoy candidato a rector, “Lo que pasa es que la UASD tiene un desorden financiero, y producto de ese desorden la partida 13, que entrega el gobierno no alcanza. ¿Por qué? Porque desde el mismo mes de enero y durante todo el año el clientelismo validado y legalizado por el Rector empiezan a nombrar empleados y profesores, cuyos pagos no están aprobados dentro del presupuesto del 2017, a los cuales hay que darles el sueldo 13 si tienen más de 3 meses laborando”. Para Ángela Núñez, miembro actual la dirección nacional de la ASODEMU y coordinadora general de la corriente sindical uasdiana, Empleados en Marcha, “El salario número 13, es la sumatoria de la duodécima parte del sueldo de cada trabajador que por ley debe apartarse mensualmente para ser entregado en el mes de diciembre. […]. -Por lo que- no hay excusas para que a estas fechas, los servidores universitarios aún no podamos disponer de nuestro salario número 13. Exigimos se pague ya!!!”. En tanto que, para Juan Cabrera, Secretario General del Movimiento de Trabajadores de Transformación Universitaria (MTTU), "Cuando falta la gerencia y no hay criterio del manejo de las cosas pública, sucede lo que acontece en la UASD".

Volviendo a Yamamoto, jamás será intención ni sugerencia, a ningún ejecutivo de la UASD, el que decida caminar hacia la muerte para honrarse. Por varias razones, una de ella es que no es de nuestra cultura ese accionar y segundo no es lo que amerita el momento. Ahora bien, dado el panorama ya presentado, los directivos responsables del actual desastre si deberían, dado su tan expresado amor por la UASD, abdicar a sus funciones. Porque como gerentes han demostrado no estar a la altura de resolver con éxito las problemáticas de la primera universidad del nuevo mundo.

¡Autoridades de la UASD, paguen ya! ¡Renuncien ya! Porque su ineficiente labor hace mal pasar a sus dirigidos y a la academia.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200