20
Lun, Ago

El Día que se Abrió la Puerta de la Libertad

Opinión
Typography

A solo días o meses de que los Trinitarios lograron la Independencia Nacional, en aquella memorable noche del 27 de Febrero de 1844, se dispararon los instintos criminales y del caudillismo en muchos dominicanos, expresado en el general Pedro Santana.

Es de ahí que no debió sorprender a la generación de la década del 30, que Rafael Leonidas Trujillo Molina aprovechara la primera brecha para instalarse en el poder, imponiendo el terror y la violencia, que fueron herramientas por excelencia para imponer su voluntad absoluta, inclusive por encima de la Iglesia Católica.

La represión, los crueles asesinatos, las torturas inhumanas y desaparición física de sus opositores, sirvieron para moldear a la población dominicana al nuevo orden despótico, que concluyó un día como hoy en el 1961, cuando héroes dominicanos lo ajusticiaron, como debía ser cuando se trata de un tirano de esa calaña.

En la carretera Santo Domingo-San Cristóbal cayó el tirano Rafael Leonidas Trujillo Molina, pero no el régimen, pues en los días siguientes el pueblo dominicano no logró liberarse del uso abusivo del poder y del desprecio por las leyes y normas que enriquecen la Constitución Nacional.

Sin embargo con la caída de Sátrapa en ese memorable 30 de Mayo del año 1961, podemos asegurar que marcó el principio del fin de la Era más cruel que conozca la historia dominicana y de muchos países del Continente Americano.

En cualquier escenario que nos encontremos, por difícil que sea, hay que pronunciarse y votar a favor de la vida, pero lo mejor que le sucedió al general Rafael Leonidas Trujillo Molina, fue haber muerto, porque de lo contrario, todavía tuviéramos cerrada la puerta de la libertad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200