18
Mié, Jul

Navarro, de la desorganización del MINERD a candidato presidencial

Opinión
Typography

La Educación es un proceso organizado, reflexivo, planificado y con una intención clara: transformar la vida de los alumnos a través del estudio. Sin embargo, tras la entrada del actual ministro de Educación, el nada pedagogo arquitecto Andrés Navarro, el desorden, la improvisación y el caos se han apropiado del Ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD).

Estas aseveraciones son confirmadas por sus propias palabras, cuando dijo: “No tengo temor a decir que hoy día el sistema de educación de la República Dominicana también está en un proceso de aprendizaje, y eso no es vergonzoso, es positivo, porque eso da reflejo de que estamos construyendo un camino, el cual hay que seguirlo moldeando, no será así a lo mejor en veinte años” (https://m.diariolibre.com/opinion/dialogo-libre/el-sistema-de-educacion-del-pais-esta-tambien-en-proceso-de-aprendizaje-IG5080192), afirmó el referido ministro; aunque para no pocos docentes el que está en “Un proceso de aprendizaje” es él, dada su poca experiencia en el área que desempeña.

Ha sido una constante de la gestión de Navarro el actuar como encantador de serpientes, más que como organizador de un proceso, y por sus frutos de hoy (por lo que se vive en los diferentes planteles escolares y no por lo que dicen sus asalariados bocinas), la inmensa mayoría de profesores del país, asume que sus características son las de un profesor que, tras ser evaluado por el Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE), ha quedado en la escala de deficiente…

Problemas con los suplidores del almuerzo escolar, incapacidad para colocar en los respectivos centros educativos el dinero de la descentralización escolar, incumplimiento de los acuerdos pactados con la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), triquiñuelas al momento de honrar el pago del Retroactivo por evaluación, choque interno con sus propios compañeros de partidos, entre otros desvaríos; ha sido, y es, la estela que deja en su navegar la gestión Navarro.

Con este negro precedente, y no con el del pasado puesto de ministro del exterior..., es que hoy Andrés se presenta como pre-candidato a dirigir los destinos de la nación Dominicana; y, aunque en este país cualquier adefesio tiene posibilidad de sonar, aunque no de materializarse, por ejemplo el caso Ramfis Domínguez Trujillo, será difícil que este embaucador pueda aprovechar, como base o colchón de partida política, los votos de más de 90 mil profesores que se sienten agraviados e insultados por su persona. Por tanto, será difícil que Navarro pueda concitar la euforia necesaria para llegar al puesto deseado.

En política, la máxima del crecimiento es la adición de votos, Navarro, en cambio, dado que “El 66.9% de los dominicanos desaprueba una eventual reforma constitucional para habilitar una nueva reelección presidencial para un tercer período consecutivo de cara a las elecciones de mayo de 2020, de acuerdo con una encuesta de la firma Gallup”, ha apostado a recibir el apoyo del presidente Danilo Medina y al manejo de la pos verdad, creyendo que el apadrinamiento de Danilo más su ofensiva comunicacional será suficiente para conquistar votos (https://www.metrord.do/do/noticias/2017/07/26/faride-raful-cuestiona-gasto-minerd-ofensiva-publicitaria.html), lo cual, adicionado al hecho de que él no está corriendo sólo en la carrera por la presea electoral morada y de que crece la presión, dentro de su partido y de la sociedad, para que renuncie al cargo de ministro de Educación si desea aspirar a presidente de la República, lo cual lo dejaría sin los recursos económicos para mantener las chupetas que le defienden, le aleja cada día más de sus intenciones.

La soberbia, el golpeo, el maltrato, la simulación y el egocentrismo son malos acompañantes en la vida común, más, en la vida política. Por lo que, de seguir por el camino que lleva, el arquitecto Andrés Navarro no podrá diseñar un plano que le lleve a sentarse en la silla presidencial, pues la desorganización actual del Ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD) habla muy mal de una posible gestión presidencial de Navarro.

Emmanuel Aquino
Lic. Emmanuel Aquino una Licenciatura en Educación Mención Matemáticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); Especialidad en Matemática con Orientación a la Enseñanza por la Universidad APEC (UNAPEC); es alumno de la Maestría Profesionalizarte en Matemática Pura de la (UASD) y, actualmente es Profesor de secundaria del Ministerio de Educación de República Dominicana (MINERD). E s actualmente activista social, también es dirigente sindical de la Corriente Académica Roberto Duvergé en la Universidad Autónoma de Santo Domingo; pasado Pdte. De la Asociación de Empleados Universidad UASD-SFM; ex-miembro de la Dirección Nacional del grupo estudiantil Fuerza Juvenil Dominicana y del Partido de izquierda Fuerza de la Revolución.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200