25
Mié, Nov

Carta a los jóvenes por generación y de corazón: hablemos del cambio en República Dominicana

Opinión
Typography

Dejando a un lado el profundo movimiento social que dejó como resultado la salida de poder del PLD, tras dieciséis (16) años de gobierno consecutivo. Me siento llamado a hablar sobre juventud y esta nueva política del cambio. Entre luces y sombras, hemos salido fortalecidos de este reciente proceso electoral. Por primera vez en la historia reciente del país, no hablamos de la hoja que se extravió del discurso, o del discurso del que no estamos lo suficientemente letrados para comprender, o del tiempo en el que alguien era de los nuestros y resultó que solo era otro más de los suyos.

 

El discurso del cambio, con un profundo impacto psicosocial, tocó las más profundas cuerdas del imaginario dominicano. Removió el polvo del abandono, el óxido de la ignorancia, y la banda de la ceguera. Es la primera ocasión en la que hablamos de las responsabilidades de nuestros gobernantes, de fiscalización, de justica, y de los derechos y deberes del pueblo. Ahora conocemos elementos tan básicos como la hoja de vida de quienes nos representan. Pareciese que hemos despertado como clamaban las voces del Armagedón con su pesimismo y discurso derrotista. Esas voces, a pesar de su significativo aporte, olvidan que los genes de los Trinitarios, de los Restauradores y los Revolucionarios corren por nuestra sangre tricolor. Y que, precisamente, la República cuenta con hombres y mujeres comprometidos con los intereses de todos los dominicanos.

Lo primero que debemos tener claro es que nos encontramos en circunstancias sin precedentes. ¿Recuerdas la primera vez que saliste a conducir por una avenida muy transitada?, ¿Cómo te sentiste?, ¿Recuerdas cuándo trataste de cocinar tu primera comida, sin ayuda, en medio de la cuarentena?; No pienses que nuestros gobernantes tienen la solución a los desafíos que por más de tres décadas han afectado a los dominicanos y se han convertido en parte de nuestra forma de vida: los apagones, la carencia de agua potable, las inexistentes infraestructuras de comunicación... No existe varita mágica y cuatro años no serán suficientes.

Falta mucho por hacer y desde el lugar que nos corresponda debemos ser mejores hijos, padres, amigos, ciudadanos, seres humanos en general. La capacidad de rendición de cuentas se fortalece cuando alguien pide que le den cuentas. La transparencia no se tiñe de colores cuando nos aseguramos de que los informes fluyan como los manantiales cristalinos de Loma Miranda. El país progresa cuando, a pesar de nuestras diferencias ideológicas, trabajamos por la consecución de objetivos comunes en beneficio de la mayoría.

De lo que no podemos tachar el PRM es de ‘más de lo mismo’, son nuevos. Nuestro presidente ha prometido hacerlo diferente y así lo ha demostrado hasta el momento. Miremos esperanzados este gobierno del cambio, permaneciendo vigilantes de sus iniciativas y sus obras, y garantizando la equidad de oportunidades para todos. Luis, Raquel, y su gabinete necesitan de nuestra ayuda. Es mi deber, es tu deber, es nuestro deber. ¡Por una mejor República Dominicana!

Perfil del autor

Juan Antonio Martínez Nova

Educador

Juan Antonio Martínez Nova es Licenciado Magna Cum Laude en Educación mención Filosofía y Letras (2017), egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Posee una Especialidad en Informática Orientada a la Enseñanza (2018) por la Universidad Católica Nordestana (UCNE). Tiene titulación de Maestría en Administración y Política (2020) por la Universidad de Georgia en los Estados Unidos. Ha desempeñado funciones docentes y administrativas en varias instituciones educativas. Tiene experiencia en formación técnico-profesional, proyectos de competitividad e innovación. Es asesor de desarrollo profesional. Actualmente, se dedica a la investigación y trabaja en el sector educativo de la República Dominicana. Twitter: martineznovard

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Agrodosa 300x250

amilcar2020

melena rizada

Adminisiones oct

luisernestodiputado

300x250

LOGO OFICIAL 200x200