23
Lun, Sep

Lo aprendido con Danilo

Opinión
Typography

natanael santosLuego de ver como la oposición política se ha propuesto minimizar las ejecutorias y los postulados defendidos por el Presidente Danilo Medina en su discurso de lanzamiento de candidatura, he reflexionado sobre las cosas que con hechos, no palabras, hemos aprendido los dominicanos del él.

natanael santosLuego de ver como la oposición política se ha propuesto minimizar las ejecutorias y los postulados defendidos por el Presidente Danilo Medina en su discurso de lanzamiento de candidatura, he reflexionado sobre las cosas que con hechos, no palabras, hemos aprendido los dominicanos del él.

Veamos, con el presidente Medina aprendimos, que un presidente no es un semidiós, que se puede parar a orinar en un Destacamento Policial de camino, sin que eso le reste a su investidura, ni como dice el pueblo, “se le quite un pedazo”.

Con Danilo aprendimos, que los pobres no son “mala pagas”, la recuperación de los préstamos otorgados en los programas de “Banca Solidaria” da fe de que los pobres pueden administrar eficientemente algunos recursos económicos, y que si se confía en ellos, responden. El presidente Medina lo hizo, confió y los resultados están ahí, mejorando la calidad de vida de la gente, de sus familias y activando la menuda economía de sus comunidades.

Con Danilo aprendimos que, esos simples ingenieros y arquitectos salidos de las entrañas de los barrios y comunidades rurales, graduados a fuerza de sacrificio, recibiendo apenas de sus padres una ración diaria de pobreza compartida, servida en descascarados platos de miseria, son profesionales pueden construir con calidad y crecer social y  económicamente, y que no hay razón para que unas pocas firmas de empresas grandes sean las que centralicen toda la inversión que en infraestructura decida hacer un gobierno.  Danilo ha democratizado el presupuesto nacional, beneficiando a muchas más personas, eso es indiscutible.

Con Danilo aprendimos que, los planes de asistencia social pueden contribuir a paliar la pobreza extrema, pero que son un medio, no un fin en sí mismo, porque el asistencialismo es una etapa a superar, no una condición permanente, y lo ha hecho promoviendo la movilidad de la clase baja a la media, con buenos resultados.

Aprendimos que los gobiernos no solo deben proteger a los ricos que pagan la francachela electoral cada 4 años, sino que puede construir y ejecutar políticas públicas para la clase media y baja; por eso reducir el déficit habitacional pensando en esos sectores, con más de 25,000 viviendas como sucede con “La Barquita” y “La Ciudad Juan Bosch”, representan una acción transformadora que impactará en corto tiempo la calidad vida de sus adquirientes.

Con el presidente Medina aprendimos, que las Pymes no solo deben aportar al gobierno, sino también beneficiarse de sus planes y proyectos, garantizando que el crecimiento económico se desborde y llegue a la mayor cantidad de gente posible, porque el país es de todos, no de unos pocos que logran exenciones, facilidades y tratos preferenciales, casi siempre, sacrificando a las mayorías. El presidente Medina le ha dado la importancia debida a ese sector.

Con el aprendimos que, la mejora de la educación y la erradicación del analfabetismo eran posibles, que cambiar la condición de iletrados a casi un millón de dominicanos no era un sueño irrealizable, que solo se necesitaba voluntad  política y poner ¡manos a la obra! El pueblo dominicano siempre quiso como presidente a un hombre que sepa rectificar, escuchar, trabajar por la solución de los problemas de las mayorías, y Danilo lo está haciendo. Por que como dice una frase famosa que colocan en los autobuses del sur: “ los sueños se realizan trabajando”.

De modo que a pesar de las muchas áreas de la Administración Pública que presentan oportunidades de mejora, y que deben ser abordadas para “corregir lo que está mal”, la gestión de Danilo es lo que más se parece a lo que el pueblo quiere y ansió por años. ¿A caso algún presidente en la historia contemporánea había conectado tanto con la gente? Con el respeto que me merecen figuras como el insigne profesor Juan Bosch, creo que no.

Danilo está de moda, contrario a lo que se ha querido decir, el poder no lo ha desgastado y lo bueno es que la sensación que hay en el pueblo es que lo mejor de él, todavía está por llegar.

Como evidencia de lo planteado, la educación está mejor, la producción agropecuaria se siente protegida, a pesar de las plagas y las inclemencias del clima que le afectan, la estabilidad financiera es un hecho, el incremento del turismo y del empleo es una realidad, el servicio del 9-1-1 es un logro indiscutiblemente útil e incluyente de su gobierno, en fin el presidente Medina se ha dedicado a trabajar para que el dominicano de abajo viva mejor, y eso el pueblo lo sabe y lo siente.

Sabemos que todo lo humano es mejorable, que la gestión no es perfecta, y que no hay manera de que lo sea; pero indiscutiblemente que Danilo tiene parte de lo que el pueblo siempre anhelo ver un presidente, es responsable, cercano, sencillo y humano. No un dios del Olimpo.

Los dominicanos conscientes de que no existen formulas mágicas para solucionar los problemas históricos de nuestra nación y reconociendo los avances que trabajando con coraje, determinación y sentido de equidad, se han logrado, guardan la esperanza de con Danilo las cosas sigan mejorando. Parafraseando un poco una canción de Pablo Milanés, concluyo diciendo que: “la gestión no es perfecta, más se acerca a lo que el pueblo simplemente soñó”.

El autor es abogado

 Vive en santo Domingo.-

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200