22
Vie, Sep

Nueve tips para dejar de comer carne sin sufrir carencias

Salud
Typography

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Las personas que deciden dejar de comer carne, por el motivo que sea, se suelen sentir perdidas a la hora de cambiar la dieta.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Las personas que deciden dejar de comer carne, por el motivo que sea, se suelen sentir perdidas a la hora de cambiar la dieta.

Si no se hace de la manera correcta, las consecuencias para la salud pueden ser importantes, ya que se pueden sufrir carencias nutricionales o incluso ganar peso en poco tiempo.

En este artículo te damos las claves para dejar de comer carne con conciencia y sentido común, para lograr llevar una alimentación equilibrada y saludable.

Dejar de comer carne sin riesgos para la salud

No tiene sentido dejar de comer carne si con esta medida vamos a provocarnos un deterioro de la salud.

Esta decisión, que podemos tomar por convicción o por alguna enfermedad, debe llevarnos a una mayor conciencia de los alimentos que tomamos y los nutrientes que necesitamos.

No es lo mismo dejar de comer carne que llevar una dieta 100% vegana.

Si solamente dejamos la carne, pero consumimos huevos, pescado o lácteos, podemos hacer el paso sin ningún riesgo para la salud.

No obstante, siempre recomendamos el seguimiento de un nutricionista.

1. Las magníficas virtudes del huevo

El huevo es un superalimento muy completo que puede sustituir a la perfección cualquier otra proteína animal.

Aunque hace años se recomendaba no abusar del huevo, hoy en día se puede consumir incluso a diario si no tenemos problemas de colesterol, en especial para aquellas personas que no consumen carne.

Son una excelente fuente de proteína y grasas saludables.

Recomendamos consumir huevos orgánicos. Basta con abrir un huevo convencional y uno orgánico para confirmar la diferencia entre ambos.

2. Cuidado con los lácteos

Muchas personas que dejan la carne suelen excederse en el consumo de lácteos como la leche y el queso.

No obstante, estos alimentos pueden ser más perjudiciales de lo que creemos y aumentar nuestros niveles de colesterol, así como causarnos problemas digestivos.

Podemos aprovechar para introducirnos en el asombroso mundo de las bebidas vegetales y combinarlas con los lácteos más digestivos, como el yogur o el ghee.

3. El peligro de las harinas

Otro de los errores de los que se inician en la dieta sin carne es el de abusar de las harinas, ya que las pizzas, la pasta y los bocadillos suelen ser la alternativa fácil y rápida.

No obstante, no son una buena opción, ya que pueden hacernos engordar en muy poco tiempo y además nos aportan pocos nutrientes.

Lo que debemos aumentar es el consumo de verduras, ensaladas y jugos vegetales, para conseguir altas dosis de vitaminas y minerales, así como de fibra, la cual nos hará sentir saciados.

4. Elegir bien el pescado

Si no comemos carne pero comemos pescado solamente recomendamos evitar o no abusar del pescado azul de tamaño grande (salmón, atún, pez espada), ya que puede contener cantidades altas de metales pesados.

Estos son potencialmente tóxicos para la salud, sobre todo para niños y embarazadas.

Sí que podemos consumir pescado azul pequeño (sardina, caballa, etc.) y pescado blanco.

5. Otras fuentes de calcio

La leche no es la única fuente de calcio y, además, no está claro que sea la más saludable. Podemos encontrar buenas cantidades de calcio en los siguientes alimentos:

Sésamo.

Algas.

Brócoli.

Almendras.

6. La vitamina B12

El déficit de vitamina B12 solamente es un problema si no consumimos ningún alimento de origen animal, en cuyo caso podemos tomarla como suplemento.

Esta vitamina también está presente en:

Los huevos.

Los lácteos.

El pescado.

El marisco.

7. El hierro

El hierro solamente se debe tomar como suplemento bajo prescripción médica.

Si no sufrimos anemia ferropénica, podemos obtener la cantidad necesaria de este mineral de los siguientes alimentos:

Espinacas.

Frutos secos como el pistacho.

Perejil.

Remolacha.

Lentejas.

Levadura de cerveza.

Cereales integrales como la avena.

Brócoli.

8. La excelente proteína vegetal

Podemos encontrar alimentos vegetales muy ricos en proteína:

Frutos secos y semillas.

Legumbres.

Cereales integrales como la avena o la quinoa.

Cáñamo.

Levadura de cerveza.

Espirulina.

Guisantes.

9. Los cereales enteros, los frutos secos y las semillas

En nuestra dieta equilibrada sin carne no pueden faltar los cereales enteros, que son los que contienen más nutrientes y fibra.

Tampoco podemos olvidarnos de los frutos secos, crudos o tostados, y las semillas, las cuales también podemos germinar para potenciar sus virtudes nutricionales.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

Wind Ban300x250 1

LOGO OFICIAL 200x200