24
Lun, Jul

5 trastornos digestivos que pueden influir en el sobrepeso

Salud
Typography

El sobrepeso es un trastorno que se produce por la acumulación de grasas y toxinas en el organismo, lo cual eleva el peso corporal por encima de lo que se considera saludable.

El sobrepeso es un trastorno que se produce por la acumulación de grasas y toxinas en el organismo, lo cual eleva el peso corporal por encima de lo que se considera saludable.

Su causa principal es el consumo excesivo de calorías a través de la dieta, aunque también influyen el sedentarismo, los cambios hormonales y las dificultades metabólicas.

De hecho, algunos pacientes sufren esta condición por el mal trabajo de su sistema digestivo, dado que sus funciones son determinantes para descomponer de forma correcta las grasas y absorber los nutrientes.


El reflujo gastroesofágico es un trastorno digestivo que provoca una incómoda sensación de ardor en el pecho, dado que los jugos ácidos retornan hacia el esófago debido al debilitamiento de las válvulas que los mantienen en el estómago.

Su relación con el aumento de peso corporal surge de la ansiedad que genera por la comida, ya que algunos alimentos calman de forma temporal los síntomas.

Si bien en pequeñas porciones no tienen por qué representar un problema, una vez la comida se digiere, los síntomas persisten y reaparece el deseo de seguir comiendo.

Recomendaciones
Controla los síntomas del reflujo con infusiones naturales o remedios caseros bajos en calorías.
Evita ingerir alimentos grasosos o irritantes, porque, lejos de aliviar el problema, lo empeoran.

2. Úlceras
Las úlceras, esas lesiones que suelen generarse en el revestimiento del estómago o del intestino delgado, son la consecuencia más común de la producción excesiva de ácidos.

Al igual que el trastorno anterior, puede influir en el aumento de peso debido a que conduce a episodios de ansiedad por comer.

Se manifiesta con inflamación abdominal y náuseas constantes que, por lo general, disminuyen tras ingerir algunos alimentos.

Debido a esto los pacientes tienden a consumir más calorías de las debidas y, al no controlar pronto la afección, experimentan un aumento notable de peso.

Recomendaciones
Evita el consumo de medicamentos antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos durante el tratamiento de las úlceras.
Excluye de tu dieta los lácteos, picantes y otras comidas irritantes.
Ingiere remedios caseros con propiedades alcalinas, como el bicarbonato o el gel de aloe vera.
Aumenta el consumo de agua e infusiones digestivas.
3. Estreñimiento

El estreñimiento es uno de los problemas digestivos que más influye en el sobrepeso dado que, al acumular desechos en el intestino, afecta el funcionamiento del metabolismo y dificulta los procesos que transforman los nutrientes en fuentes de energía.

La retención de toxinas en el colon inflama el vientre y provoca una sensación de pesadez que puede hacer pensar que los demás hábitos para perder peso no funcionan.

Sin embargo, no es que el cuerpo esté absorbiendo más calorías, sino que el exceso de desechos dificulta ver los resultados cuando se pretende perder peso.

Recomendaciones
Incrementa tu consumo de fibra dietética. Para ello, no dudes en incorporar en tu alimentación vegetales frescos, frutas y cereales integrales.
Consume entre 6 o 8 vasos de agua al día.
Realiza ejercicio regular, mínimo 30 minutos diarios.
Prepara laxantes naturales, ya sea en infusiones o licuados.
4. Alteración de la flora bacteriana
Las alteraciones en la flora bacteriana del intestino son otro de los factores influyentes a la hora de experimentar aumento de peso.

Estas interfieren en el ritmo del metabolismo y, a su vez, generan dificultades para absorber y utilizar de forma correcta los nutrientes que provienen de los alimentos.

Estos desbalances ocurren porque los microorganismos crecen de forma excesiva, o bien, porque reducen su presencia en el colon.

Como consecuencia, se generan problemas como el estreñimiento y, además, aumenta la tendencia a consumir y acumular grasa.

Recomendaciones
Evita el consumo excesivo de alimentos que alteren el pH del intestino (grasas, harinas refinadas, azúcares, etc.)
Aumenta el consumo de alimentos probióticos como el yogur natural o las coles fermentadas.
Ingiere entre 1,5 y 2 litros de agua todos los días.

5. Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es una condición gastrointestinal que, debido a la práctica de malos hábitos alimenticios, ha incrementado de forma considerable en los últimos años.

Su aparición viene acompañada con otras dificultades en el sistema digestivo, entre las que se incluyen desequilibrios inflamatorios y alteraciones en la flora microbiana.

Puede provocar estreñimiento, hinchazón abdominal y dificultades en la digestión de algunos alimentos.

Así, en caso de ignorar sus síntomas y no adoptar un tratamiento, los pacientes pueden aumentar de peso y sentirse enfermos de forma recurrente.

Recomendaciones
Consulta al médico ante cualquier sospecha de esta condición.
Incorpora en tu dieta alimentos probióticos y fuentes de enzimas digestivas.
Evita al máximo todo tipo de alimentos y bebidas inflamatorias.
¿Identificas alguno de estos trastornos? Si estás teniendo síntomas de problemas digestivos, o sospechas que no pierdes peso debido a este tipo de enfermedades, sigue las recomendaciones dadas y consulta al médico para recibir un diagnóstico más preciso.

Fuente: Mejor con Salud

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

win d 2017 bannergirf 300X250

LOGO OFICIAL 200x200