12
Mar, Dic

Cómo hacer 5 remedios caseros para reducir los ronquidos

Salud
Typography

Los ronquidos son un sonido respiratorio fuerte que se produce mientras la persona duerme. Aparecen debido a una dificultad u obstrucción en las vías respiratorias, y es uno de los trastornos nocturnos más comunes en la población.

Los ronquidos son un sonido respiratorio fuerte que se produce mientras la persona duerme. Aparecen debido a una dificultad u obstrucción en las vías respiratorias, y es uno de los trastornos nocturnos más comunes en la población.

Suelen manifestarse de forma leve y esporádica, aunque algunos lo padecen de forma crónica, incluso como señal inicial del síndrome de apnea obstructiva de sueño.

Es última consiste en la interrupción temporal de la respiración, por cerca de 10 segundos, lo cual produce una disminución en los niveles de oxígeno.

Una vez el respiro regresa a la normalidad, se emite un sonido fuerte que indica que el aire atraviesa por un canal respiratorio estrecho.

El problema es que, aunque no suele indicar una afección grave, tiende a interrumpir el sueño tanto del afectado como de su pareja o familiares.

Por fortuna, hay varios remedios caseros que, a partir de ingredientes naturales, ayudan a relajar los conductos respiratorios para minimizar o controlar este síntoma.

En el siguiente espacio queremos compartir los 5 mejores para que no dejes de probarlos.

¡Toma nota!

1. Eucalipto y menta

Las propiedades expectorantes y antiinflamatorias de las hojas de eucalipto y menta sirven para suavizar la garganta y los canales respiratorios en caso de sufrir ronquidos recurrentes.

Estos ingredientes liberan sustancias volátiles que, al mejorar la respiración, promueven el control de este molesto síntoma.

Ingredientes
2 cucharadas de hojas de eucalipto (20 g)
2 cucharadas de hojas de menta (20 g)
3 tazas de agua (750 ml)
Preparación
Incorpora las plantas en una olla con agua y déjalas hervir durante 5 minutos.
Modo de uso
Pon la cabeza cerca de la olla, con cuidado de no quemarte, cúbrela con una toalla e inhala los vapores durante 3 o 5 minutos.
Repite el tratamiento cada noche antes de dormir, en especial si tienes alguna infección respiratoria.
2. Hojas de frambuesa y miel
Las hojas de frambuesa combinadas con miel de abejas nos ofrecen un remedio antibacteriano y emoliente, ideal para relajar las vías respiratorias en casos de infecciones u obstrucciones.

Sus nutrientes alivian la irritación de la garganta y previenen los ronquidos y silbidos de pecho.

Ingredientes
1 taza de agua (250 ml)
1 cucharada de hojas de frambuesa (10 g)
2 cucharadas de miel de abejas (50 g)
Preparación
Hierve una taza de agua y agrégale las hojas de frambuesa.
Deja que la infusión repose 15 minutos, cuélala y añade la miel.
Modo de uso
Realiza gárgaras con la infusión antes de acostarte, durante 2 o 3 minutos.
3. Aceite de oliva y ruda

Este tratamiento natural de uso externo ayuda a reducir las dificultades respiratorias que conllevan a sufrir ronquidos durante el periodo de descanso.

Sus compuestos activos mejoran la circulación, disminuyen la congestión y calman la irritación de los canales respiratorios.

Ingredientes
2 cucharadas de ruda (20 g)
½ taza de aceite de oliva (100 g)
Preparación
Pica la ruda en pequeños trozos y viértela en un frasco.
Cúbrela con el aceite de oliva y deja que repose durante 2 semanas.
Pasado este tiempo, filtra el aceite con un colador fino y almacénalo en un lugar fresco.
Modo de uso
Toma un poco de aceite con las palmas de las manos y masajea el pecho, la espalda y la parte superior de la nariz.
Repite su uso cada noche antes de acostarte.
4. Ortiga
El consumo de una infusión caliente de ortiga puede servir como complemento para disminuir los episodios de ronquidos y congestión.

Ingredientes
1 taza de agua (250 ml)
½ cucharada de hojas de ortiga secas (5 g)
1 cucharada de miel
Preparación
Pon a hervir la taza de agua y agrégale las hojas de ortiga.
Deja que repose a temperatura ambiente durante 10 minutos y cuélala.
Endúlzala con una cucharada de miel.
Modo de uso
Toma la bebida 15 minutos antes de acostarte.
5. Cardamomo

El cardamomo tiene propiedades antiinflamatorias y descongestivas que ayudan a aliviar la irritación de las vías respiratorias superiores para controlar los ronquidos.

Ingredientes
½ cucharadita de cardamomo en polvo (2 g)
1 taza de agua (250 ml)
Preparación
Agrega el cardamomo en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.
Modo de uso
Consume la infusión 30 minutos antes de acostarte.
Recuerda que, además de ingerir estos remedios naturales, es importante mantener un estilo de vida saludable que permita cuidar la salud respiratoria.

Esto, además de un peso sano, permite disminuir la recurrencia de este incómodo problema.

Fuente: MCS

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

Wind Ban300x250 1

LOGO OFICIAL 200x200