15
Sáb, Dic

Acelerar el metabolismo para perder peso con más facilidad

Salud
Typography

Seguro que, en muchas ocasiones, has oído hablar del metabolismo pero todavía no sabes qué es con exactitud.

El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos de nuestro organismo relacionados con el gasto energético y, por lo tanto, con otras funciones como la digestión, la respiración, la temperatura o la circulación.

En este artículo te explicamos por qué acelerar el metabolismo te puede ayudar a perder peso con más facilidad, así como la manera de lograrlo con remedios sencillos y naturales.

El metabolismo y la pérdida de peso
El metabolismo basal es el que regula la quema de calorías de nuestro cuerpo. Por lo tanto, cuando no funciona de manera correcta puede hacernos ganar o perder peso con más facilidad, con independencia de lo que comamos.

Esto explica que algunas personas suban de peso a pesar de comer muy poco, mientras que otras se mantienen siempre delgadas incluso comiendo grandes cantidades.

La buena noticia es que algunos remedios y consejos naturales nos pueden ayudar a equilibrar el metabolismo sin alterar el resto de funciones de nuestro cuerpo, lo cual repercutirá en el peso, la temperatura, la digestión, etc.

Además, también nos ayudará a prevenir enfermedades metabólicas como los trastornos de tiroides o la diabetes.

¿Cómo acelerar el metabolismo?
1. Bebe agua
Rehidratación como medida más importante en la gastroenteritis
Este sencillo hábito, que todos los médicos recomiendan y que tanto nos cuesta cumplir, es un excelente acelerador del metabolismo.

Beber pequeños y repetidos tragos de agua a lo largo del día, desde que nos levantemos, en ayunas, hasta que nos acostemos, va a mantener a nuestro organismo con un metabolismo estable.
Además, nos ayudará a limpiar toxinas y evitar la acumulación de líquidos.
Si nos cuesta beber agua podemos añadirle un poco de jugo de limón y unas gotas de estevia, y tomarla fría o caliente según nos apetezca. Ponte la botella al lado y así no te olvidarás.

2. Combate el sedentarismo
El peor enemigo de nuestro metabolismo es el sedentarismo, el cual sumerge a nuestro cuerpo en una pasividad continuada. Los trabajos de oficina o las horas que pasamos frente a la televisión o el ordenador han agravado esta situación.

 


Proponte levantarte de la silla cada 30 o 40 minutos durante un par de minutos para hacer algunos estiramientos o cualquier recado.
Aunque parece algo insignificante, esto repercutirá de manera positiva en nuestro metabolismo y en nuestra salud en general.
Tampoco debemos olvidar hacer ejercicio de intensidad media o alta dos o tres veces por semana.
3. Descansa bien
Descansar
Aunque durante el día debemos mantenernos activos y en movimiento, por la noche llega el momento de acostarnos. El descanso nocturno, además de ser suficiente, debe ser de calidad.

Nuestro organismo sigue unos biorritmos, definidos por la luz solar, y desde que anochece debe empezar a bajar el ritmo para, al amanecer, volver a activarse.

Si sufres insomnio o te despiertas cansado por las mañanas deberías realizar prácticas de relajación o meditación, al menos, una hora antes de acostarte.
Procura alejarte de todo tipo de aparatos electrónicos, ya que estos alteran nuestro sistema nervioso y nos dificultan el descanso nocturno.

4. Come varias veces al día
Muchos nutricionistas recomiendan comer cantidades más pequeñas pero varias veces al día. Aunque esta recomendación no tienen por qué ser adecuada para todos, las personas que sufren un metabolismo basal lento sí que pueden beneficiarse de este consejo.

Realizaremos 5 comidas al día, con alimentos nutritivos y saciantes, pero sin quedarnos demasiado llenos.
Estas comidas, junto con el agua que iremos bebiendo con el estómago vacío, mantendrán nuestro metabolismo constante a lo largo de la jornada.
5. Condimenta con especias
Especias
Las especias culinarias son excelentes activadoras del metabolismo de manera natural, además de tener muchas otras propiedades. Recomendamos consumir las siguientes a diario:

Pimienta de cayena: Uno de los mejores remedios para estimular el organismo, favorecen la producción de jugos gástricos, obtener calor corporal y quemar más calorías.
Debemos empezar a consumir la pimienta de cayena poco a poco para evitar que nos irrite el tracto digestivo. Empezaremos por una pizca e iremos aumentando la cantidad de manera progresiva.

Jengibre: Estimulante, digestivo y diurético, es ideal para condimentar carnes, pescados y postres, así como batidos y limonadas.
Canela: La variedad más medicinal es la canela de Ceilán. Es estimulante, digestiva, afrodisíaca y mejora la circulación.

Fuente: MCS

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200