26
Sáb, May

Cómo cocinar verduras de forma apetitosa

Salud
Typography

Creatividad y conocimiento. Esa es la receta para un cocinado atractivo de las verduras en la dieta diaria. Las ideas son infinitas y las combinaciones también.

“No me gusta, no quiero o no lo comeré” son frases que surgen con solo ver el color verde, naranja o morado.

No obstante, convencer a los niños de consumir las vitaminas y minerales de los vegetales puede resultar menos complicado.

 

Salsas, lácteos y hojaldres: los mejores disfraces
Las salsas y lácteos son ideales para enmascarar el sabor. Ayudan también las cremas de verduras con queso, macarrones con verduras, judías verdes con huevo y jamón o brócoli al vapor con mayonesa.
Los hojaldres son una buena opción. Permiten rellenos de vegetales y alimentos saludables, como puerros, espinacas o pescado, entre otros.
Cuando de texturas y dulzura se trata
mujer-cocinando
El cocinado atractivo de las verduras puede lograrse de distintas maneras. Hay ingredientes cuya dulzura se libera al asarlos o al freírlos, como en el caso de la yuca.

Cuando la capa que recubre algunos tubérculos, vegetales de raíz y calabazas es de aceite, al cocinarlo este se calienta rápido y evapora la humedad de la superficie.
Es lo que se conoce como efecto Maillard, que incrementa el sabor en el exterior, con áreas crujientes y caramelizadas, y el interior suave.
Las verduras de raíz para hacer puré se ablandan más rápido hervidas que al vapor.

Cocinar por colores
Morado o púrpura
Los vegetales púrpura tienen altos niveles de antioxidantes. Frijoles, papas, espárragos o el repollo morado contienen antocianinas, unas moléculas inestables y solubles en agua.

Cuando se hierven pierden su color, por lo que es recomendable comerlos crudos o añadir sabores ácidos al agua. El repollo rojo, por ejemplo, se suele cocinar en vinagre.

Rojo
La betaína es la que da el color rojo a la remolacha. Es soluble en agua y sensible al calor, por lo que se recomienda tratarla como si fuera púrpura.

Verde
La clorofila es responsable del color verde de algunos vegetales, pero también es soluble en agua.

Se recomienda hervir poco tiempo en grandes cantidades de agua salada y pasar por agua helada. Se pueden asar o sofreír y aderezarse con jugo de limón.

Los vegetales verde oscuro no pierden el color tan fácilmente, debido a los carotenoides, que también tiñen de naranja o rojos a otros comestibles de este tipo.
Blanco
La patata, alcachofas, la coliflor o las cebollas, vegetales blancos, se decoloran cuando se cortan, debido a enzimas que los vuelven marrones.

Se pueden conservar en un bol lleno de jugo de limón diluido. No es recomendable cocinarlos o asarlos por largos períodos.

Tips para cocinar verduras de forma apetitosa
vegetales con más proteínas para adelgazar con salud
La sal vuelve a los tomates más frescos y mejora el sabor de platos dulces.
La miel minimiza lo amargo de la escarola, la achicoria común y las endivias.
Con unos vegetales amargos, como las hojas verdes, o intensamente salados, como los hongos, hay que ser prudentes al añadir sal.
Una atractiva combinación es la de sabores amargos y dulces: menta agridulce con guisantes o arvejas, perejil en ensaladas con salsas dulces, comino con zanahorias asadas…
El aceite de oliva es excelente combinado con sabores dulces y amargos.
El rico sabor dulce
Los guisantes frescos, las zanahorias y los pimientos tienen sabores dulces, que pueden realzarse con miel, jarabes o alcohol.

Mezclar dulce y grasa es atrevido, pero muy atractivo al tratar de convencer a alguien de comer más vegetales.

No obstante, aunque las patatas con mantequilla derretida, sopas o puré con crema son verdaderas delicias, no se debe abusar de ellas.

Picante y ácido moderados
jengibre
Los chiles, la pimienta negra o el jengibre fresco mejoran las comidas desabridas y sopas o estofados, pero deben usarse con precaución.

Por su parte, sabores ácidos como el jugo de limón, vinagre, vino, ruibarbo, crema agria o el yogur realzan la dulzura natural de los vegetales. Deben usarse con moderación para lograr el equilibrio de sabores.

Una receta apetitosa para disfrutar de las verduras
Esta receta es un ejemplo de cómo conseguir que las verduras sean un plato de lo más exquisito.

Verduras con queso
Ingredientes
Brócoli, coliflor y zanahoria
3 cucharadas de mantequilla (60 g)
Queso para gratinar (al gusto)
Sal y pimienta (al gusto)
Un chorrito de agua
Preparación
Coloca agua en una cacerola para que las verduras no se quemen cuando se haga vapor.
Añade el brócoli, el coliflor y la zanahoria, la mantequilla, la sal y la pimienta.
A fuego lento y con la cacerola tapada, cocina unos minutos hasta que las verduras estén cocidas pero crujientes.
Para terminar, apaga el fuego, añade el queso y tapa nuevamente el recipiente para lograr que se derrita.

Fuente: MCS

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200