26
Jue, Abr

Consejos depurativo para después de Semana Santa

Salud
Typography

Durante la Semana Santa, es muy posible que hayamos comido algo más de lo acostumbrado, y que podamos haber engordado un poco. Por ello, es muy importante que en los días posteriores a los excesos alimenticios intentemos depurar nuestro organismo.

Una dieta depurativa, no consiste en purgarse a base de líquidos y poco más. Consiste en consumir alimentos saludables que nos ayuden a eliminar ciertas sustancias de nuestro organismo, y a la vez nos alimenten.

¿Por qué es necesaria una dieta depurativa?

Los excesos nutricionales, hacen que nuestro organismo se sobrecargue debido a lo desequilibrada que puede ser la dieta en periodos vacacionales. Los malestares digestivos, sensación de pesadez y coger algún kilo de más, es lo más común en estas fechas. Si hemos sucumbido a los postres típicos de estas fechas y hemos hecho algo de turismo que incluya alguna comida fuera de casa, al romper nuestras restricciones habituales, es posible que hayamos cogido algo de peso. Por eso es recomendable realizar una dieta que depure nuestro organismo de todos los excesos que hemos realizado.

Pero no hay que volverse seguidor de ninguna de las dietas detox que circulan por ahí, en revistas o que realizan las celebrities, y tampoco depurar nuestro organismo bebiendo solo líquidos por más de tres días, ya que estas opciones pueden llevar a nuestro organismo a un desequilibrio metabólico aún mayor que puede traernos desagradables consecuencias después.

Sin embargo, si nos sometemos a una dieta depurativa que además proteja nuestro organismo y no descuide la salud, nos permitirá recuperar el equilibrio y la vitalidad que solo conseguiremos con una dieta saludable.

Dieta depurativa pero saludable

Para desintoxicar nuestro organismo de los malos nutrientes y de los excesos alimenticios de las navidades sin poner en peligro nuestra salud ni el funcionamiento de nuestro organismo, lo mejor, es no ser demasiado estricto, y para ello, lo más recomendable es no pasar de comer con normalidad o con algo de exceso de estos días, a no comer prácticamente nada. Lo mejor es pasar de la cantidad a la calidad de lo que comemos y bebemos.

 

Para comenzar la dieta depurativa, lo primero es moderar las ingestas, es decir, nunca será bueno comer demasiado de un alimento, por muy saludable que éste sea… La moderación, y la sabia elección de los alimentos, será lo que nos haga depurar nuestro organismo saludablemente.

Para llevar a cabo una dieta depurativa saludable, nunca debemos de saltarnos comidas enteras. Lo ideal es realizar entre 4 y 6 comidas diarias, y nunca saltarnos el desayuno para evitar ralentizar nuestro metabolismo y que este se active desde que comenzamos nuestro día.

Debemos decantarnos por alimentos pobres en grasas, azúcares, alcohol y sodio, y que sean ricos en vitaminas, minerales y proteínas sin grasa y que contengan una gran cantidad de fibra y de agua.

Siguiendo estas premisas, los alimentos que debemos consumir en nuestra dieta depurativa son:

Frutas y verduras en abundancia, en lo posible crudas ya que mantienen más cantidad de nutrientes, fibra y agua que las verduras cocinadas. Podemos optar por la cocción al vapor que es la que menor cantidad de nutrientes ocasiona.

Hidratarse adecuadamente bebiendo grandes cantidades de agua y líquidos en general, como pueden ser zumos sin azúcares añadidos. También debemos de evitar los refrescos y las bebidas alcohólicas y procurar beber solo agua intentando que sean entre dos y tres litros diarios. (En condiciones normales quizá no nos haga falta beber tanto líquido, pero si estamos intentando depurarnos, es mejor ayudar al organismo a diluir las toxinas con agua para poder eliminarlas más fácilmente).

pollo-planchaLácteos desnatados, priorizando al yogur, la leche y los quesos frescos ya que poseen menos grasas, sodio y más agua que los quesos curados.

Cereales integrales que nos aporten fibra y nutrientes y nos produzcan una mayor sensación de saciedad. Además nos ayudarán a limpiar nuestros intestinos.

Carnes sin grasas y bajas en colesterol con la pechuga de pollo o de pavo sin piel y cocinadas a la plancha. También son muy recomendables los pescados blancos. Las carnes rojas y los pescados azules hay que consumirlos de manera ocasional en este periodo depurativo.

Reducir el consumo de sal en las comidas y reducir el consumo de comidas precocinadas que suelen tener un alto contenido en sal. De esta forma, evitaremos la retención de líquidos. Podemos utilizar especias y hierbas para condimentar nuestros alimentos y que estén más sabrosos a pesar de llevar menos sal.

Además, todos los alimentos que nos permitan depurar nuestro hígado, son los más recomendables, ya que nuestro hígado es el encargado de eliminar la mayoría de las toxinas del cuerpo. Puedes consultar nuestro artículo “¿Cómo bajar de peso depurando tu hígado?”, pinchando aquí.

Siguiendo estos consejos, conseguirar depurar tu organismo de los excesos navideños y recuperar tu vitalidad para afrontar la tan temida cuesta de Enero.

Fuente: Imeobesidad

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200