16
Mar, Oct

8 razones para evitar la comida procesada

Salud
Typography

Los peligros de la comida procesada no son un tema nuevo. Si bien en los últimos años se ha hecho un llamado para que los consumidores estén al tanto de estos, el problema viene desde hace décadas por los intereses de la industria alimentaria.

A pesar de que es posible encontrar alimentos de alta calidad, muchos de los que invaden los supermercados están llenos de sustancias dañinas que pueden perjudicar la salud. ¿Por qué es tan importante evitarlos?

 

Aunque lucen apetitosos y se pueden añadir de múltiples formas en la dieta, su proceso de fabricación puede implicar el uso de conservantes y añadidos químicos dañinos. Además, muchos carecen de nutrientes esenciales y contienen demasiadas calorías.

 

¿Cuáles son los peligros de la comida procesada?
Se conoce por comida procesada a todos los productos alimentarios que han sido sometidos a un tratamiento industrial. Mediante una serie de procesos químicos se les añade características atractivas para el consumidor como mejor sabor y textura.

Latas con comida procesada.
Las compañías que los fabrican los han vendido como “la mejor opción” para una alimentación rápida y saciante. Sin embargo, detrás de esto, esconden que los compuestos artificiales y procesos de refinado pueden causar efectos indeseados en el organismo. ¿Cuáles?

1. Son adictivos
El interés de la industria alimentaria está claro: producir más y más dinero. Por ello, no les importa utilizar en sus productos una amplia variedad de añadidos químicos que producen un efecto de adicción que hace consumirlos de forma habitual.

 

En la comida de origen orgánico los componentes cumplen la función de saciar el hambre. En cambio, los procesados estimulan la liberación de dopamina, una sustancia que hace que las personas se sientan bien aunque no se estén nutriendo.

2. Causan obesidad
La obesidad es uno de los grandes problemas de salud públicos modernos. Muchos casos se producen debido a cuestiones genéticas; sin embargo, la mayoría tienen que ver con los hábitos alimentarios y el consumo de productos procesados.

Esta variedad de comidas están llenas de azúcares, grasas saturadas y carbohidratos simples que elevan la tendencia a acumular grasa. Por otro lado, contienen químicos como el glutamato monosódico y jarabe de maíz, ambos relacionados con el sobrepeso y obesidad.

3. Afectan el pH del cuerpo
Uno de los grandes peligros de la comida procesada es que no respeta los principios de combinación de alimentos. Debido a esto, no permite aprovechar los nutrientes que llegan al cuerpo y produce una acidificación de la sangre que expone la salud.

Al provocar un descontrol en el pH del cuerpo, aumenta la presencia de toxinas en la sangre y se producen diversas enfermedades relacionadas con la inflamación. Asimismo, el metabolismo se ve alterado y aumenta la ganancia de peso.

4. Alteran la flora intestinal
El exceso de ácidos que proviene de estos productos suele alterar la actividad de los microorganismos saludables que habitan en el intestino. Como consecuencia aumenta la susceptibilidad a enfermedades digestivas e infecciosas.

5. Producen depresión e irritabilidad
Mientras que los alimentos de origen orgánico promueven el bienestar emocional, la comida procesada impacta de forma negativa en el estado de ánimo. Su ingesta regular se relaciona con las crisis de depresión, ansiedad e irritabilidad.

6. Elevan el riesgo de enfermedades crónicas
Las carnes embutidas y los alimentos refinados liberan sustancias inflamatorias en la sangre que pueden causar enfermedades crónicas. Dado que aceleran el deterioro celular, con el tiempo pueden incidir en patologías como la artritis reumatoide, osteoporosis o cáncer.

7. Afectan la salud cardíaca
El sistema cardiovascular puede sufrir graves secuelas por cuenta de los peligros de la comida procesada. Si bien algunos lo pasan por alto, estos productos son un “cóctel” de sustancias que perjudican la salud del corazón y la circulación.

Dolor en el pecho.
La mayoría de productos refinados contienen grasas saturadas y exceso de sodio, dos responsables de trastornos como la hipertensión e hipercolesterolemia. Añadirlos de manera regular en la dieta puede causar aterosclerosis o ataque cardíaco.

8. Producen envejecimiento prematuro
Los químicos contenidos en la comida procesada se identifican en el organismo como toxinas. Gracias al funcionamiento de los órganos excretores, muchas de estas son eliminadas, por ejemplo, mediante el sudor y la orina.

El inconveniente es que se produce una acumulación excesiva en el organismo, ya que muchos productos se comen de forma regular. Por consiguiente, estas partículas deterioran las células y aceleran el proceso de envejecimiento.

¿Cuáles son las comidas procesadas más comunes?

Como ya lo dijimos, el mercado está invadido por este tipo de alimentos. Teniendo claros los peligros de consumirlos, es fundamental identificarlos para limitar al máximo su ingesta. A continuación compartimos un pequeño listado con los más comunes:

Carnes embutidas y curadas
Cereales de caja
Pan y productos de bollería industrial
Alimentos enlatados
Salsas y aderezos industriales
Refrescos y gaseosas
Snacks salados y frituras de paquete
Palomitas de maíz
¿Conocías todos estos peligros de la comida procesada? Como lo puedes notar, son muy perjudiciales para el organismo. Procura limitarlos al máximo en tu dieta y opta por elegir alimentos de origen orgánico.

Fuente: MCS

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200