23
Sáb, Mar

5 nutrientes que no deben faltar en un menú saludable

Salud
Typography

Minerales, vitaminas, hidratos de carbono, proteínas e incluso, lípidos deben formar parte de tu dieta habitual si quieres llevar una alimentación equilibrada y saludable.

Los seres humanos necesitamos de una gran variedad de nutrientes para tener energía y mantenernos sanos. Por este motivo, al crear un menú saludable debemos prestar especial atención a que nos brinde todos los minerales y vitaminas que nuestros cuerpos requieren.

 

En este artículo, hablaremos de la importancia de los diferentes nutrientes que debes incluir en tu dieta y te contaremos en qué alimentos puedes encontrarlos. ¡No te lo pierdas!

Nutrientes de un menú saludable
Para estar sanos, según datos aportados por la Fundación Española de Nutrición, debemos ingerir aproximadamente 50 nutrientes que se agrupan en:

Hidratos de carbono
Proteínas
Grasas
Minerales
Vitaminas
Todos estos nutrientes se encuentran en los alimentos que ingerimos, de ahí que sea tan importante combinarlos adecuadamente para mantener el buen funcionamiento del organismo y la energía necesaria para el día a día.

1. Hidratos de carbono
Carbohidratos
Incluye hidratos de carbono en tu dieta, ya que brindan la energía necesaria para el organismo.
Se dividen en monosacáridos, disacáridos y polisacáridos. Su función principal es aportar energía al organismo. Además, son necesarios para el metabolismo de los centros nerviosos que utilizan la glucosa como fuente energética.

 

Incorpora hidratos de carbono a tu menú saludable ingiriendo un 60 % de tus kilocalorías a través de ellos. Elige arroz integral, quinoa, avena, pasta integral y frutas como parte habitual de tu menú saludable.

Los hidratos de carbono indigeribles reciben el nombre de fibra alimentaria, una sustancia fundamental para regular el sistema digestivo, evitando el estreñimiento y ayudando a prevenir enfermedades como las neoplasias de colon y la diabetes, entre otras. Su consumo diario debe ser de entre 20 y 40 gramos.
2. Proteínas
Hombre con el pulgar hacia arriba y alimentos proteicos
Tu cuerpo incorpora los 8 aminoácidos esenciales a través de la ingesta de proteínas de alto valor biológico.
Su ingesta es necesaria para formar y reparar las células, ya que estas se conforman principalmente de proteínas. El consumo diario recomendado es de entre un 10 y un 15 % de las kilocalorías que se consumen.

Ahora bien, es importante remarcar que las proteínas se componen de cadenas de aminoácidos, de entre los cuales ocho deben ser obligatoriamente ingeridos a través de los alimentos porque el cuerpo no puede sintetizarlos.

3. Lípidos
Alimentos con grasas saludables
Las grasas son necesarias para el buen funcionamiento del organismo.
Los lípidos saludables contienen ácido linoleico y linolénico, dos componentes esenciales para el buen funcionamiento del sistema nervioso y cardiovascular, además de vehiculizar vitaminas (A, D, E y K) y ayudar en su absorción.

Sin embargo, por su posible relación con las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, su consumo no debe superar el 30 % de la energía total aportada por el menú saludable, optando por ácidos grasos esenciales. Se recomienda que incluyas aceite de oliva virgen extra en tu dieta, así como también aguacate, pescados y mariscos.

4. Minerales
Alimentos variados
Busca el equilibrio de alimentos para obtener todos los minerales que tu organismo requiere.
Su importancia está dada por formar parte de la estructura de diferentes tejidos, como los huesos, por ejemplo. Asimismo, forman parte de hormonas y enzimas. Entre ellos destacan principalmente:

Calcio: fundamental para el mantenimiento óseo, especialmente durante el crecimiento y el embarazo; se encuentra en alimentos lácteos como la leche, el queso, las almendras y nueces.
Hierro: un déficit de hierro puede generar anemia ferropénica. Su importancia se debe a que este mineral forma parte de la hemoglobina de la sangre que transporta oxígeno a lo largo y ancho del cuerpo. Ingiérelo a través de carnes, frutos secas, legumbres y verduras como la espinaca o el brócoli.
Yodo: tiene un papel importante en la función de la tiroides. Sus principales fuentes son los arándanos, la sal de cristal de Himalaya, el yogur natural y el bacalao.
Magnesio: participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, conforma enzimas intracelulares y participa de la actividad neuromuscular. Está presente en espinacas, brócoli, aguacate y salmón, entre otros alimentos.
Zinc: es parte integral de diferentes enzimas. Para consumirlo debes incorporar a tu menú semanal pescado, ostras y maricos, carne, frutos secos, legumbres, pepino y plátano.
Potasio: es importante para prevenir el insomnio, las disritmias y la debilidad muscular. Lo encontrarás en carnes, pescados, vegetales y frutas.
Sodio: es necesario principalmente para la transmisión del impulso nervioso. Se recomienda moderar su consumo (2 g por día). Ingiérelo a través de huevo, hígado, frutos secos y sal de mesa.

5. Vitaminas
Alimentos ricos en vitaminas
En la variedad encontrarás la mejor manera de obtener vitaminas.
La ingesta de vitaminas es esencial para que el cuerpo pueda transformar los alimentos en energía. Por otra parte, tienen un importante rol en la regulación de enzimas del metabolismo. A continuación te presentamos las principales:

Ácido fólico: vitamina del complejo B que participa en la síntesis del ADN, motivo por el cual es fundamental su consumo antes y durante la gestación. Se encuentra en las verduras de hojas verde, las legumbres y el hígado principalmente.
Tiamina o vitamina B1: esencial para el desarrollo y crecimiento, la podrás consumir a través de legumbres, hígado, huevos y cereales integrales.
Riboflavina o vitamina B2: entre otras cosas, favorece la formación de glóbulos rojos y anticuerpos. La leche, el queso, la clara de huevo y los frutos secos son fuentes de esta vitamina.
Cianocovalamina o vitamina B12: estimula a las células que se encargan de la formación ósea, además de participar del metabolismo de grasas. Está presente en la carne, el pescado azul y el huevo, entre otros.
Vitamina C: protectora celular y antioxidante, la puedes ingerir a través de cítricos, grosellas, kiwi, fresas, hortalizas, hígado y riñón.
Tocoferol o vitamina E: esta vitamina es antioxidante, sirviendo para proteger las membranas celulares de la acción de los radicales libres. El aceite de oliva, los cereales, los frutos secos y las hortalizas son buenas fuentes de ella.
Estos son tan sólo algunos de los nutrientes que no pueden faltar en un menú saludable, pero no son todos. Como mencionamos al inicio del artículo, una alimentación equilibrada completa incluiría 50 nutrientes. Consulta con un nutricionista para crear un plan de alimentación acorde a tus necesidades nutricionales.

 

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200