17
Jue, Oct

La piel tiene memoria: cómo tratar la exposición solar en niños

Salud
Typography

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El sol calienta con fuerza y en algunas comunidades ya se han dado varias alertas por exceso de calor. Por esta razón, ahora más que nunca es importante proteger la piel del sol, sobre todo la de los más pequeños. Una exposición solar indebida en niños puede tener consecuencias muy graves a largo plazo.

Como señala la Asociación Española de Pediatría, AEPED, “la tasa de cáncer cutáneo está aumentando a un ritmo del 10-20% cada año”. Además, advierte de que los niños tienen una tendencia mayor a quemarse que a broncearse.

Por ello, y debido al creciente aumento de casos de cáncer de piel, es importante saber cómo proteger a los niños.

¿Cómo proteger la piel de los niños del sol?

Para proteger la piel de los niños del sol hay que estar muy atento, pues, si bien es sencillo controlar la exposición solar cuando son bebés, no lo es tanto cuando ya pueden jugar con la arena o bañarse solos. En el momento en el que disponen de una mayor autonomía, es posible que se pasen por alto algunas de las recomendaciones de la AEPED:

*Los bebés que tengan menos de 6 meses no deben exponerse en ninguna circunstancia al sol.

*Los menores de 3 años siempre deben estar protegidos con prendas ligeras, gorro y sombrilla. Además, a pesar de todas estas precauciones, debe aplicárseles una crema solar con un factor de protección muy alto, FPS 50+.

*Es importante evitar la exposición solar entre las 10-16 horas ya que es cuando la radiación es más peligrosa.

Aunque un niño pueda bañarse y disfrutar del agua del mar o de la piscina, siempre tiene que estar protegido de todas las formas expuestas. Obviar alguna expondrá su piel al sol con la consecuencia de quemarse. Por eso, es necesario tener mucha prudencia en estos casos.

La piel tiene memoria: consejos imprescindibles

Además de todas las medidas recomendadas por la AEPED para proteger la piel de los niños del sol, es imprescindible tener en cuenta algunos consejos adicionales. Por ejemplo, el fotoprotector debe aplicarse siempre 30 minutos antes de la exposición solar, aunque los niños estén bajo la sombrilla, protegidos con prendas de ropa o con un gorro.

De igual manera, es importante comprobar que la crema de protección solar es resistente al agua para que no se elimine completamente cuando los niños naden o jueguen en el mar, el río o la piscina.

Asimismo, esta debe aplicarse de nuevo tras el contacto con el agua. De hecho, la AEPED recomienda hacerlo cada 1-2h, ya que el sudor también puede hacer que parte del producto se elimine de la piel. Asimismo, la pediatra Paz González, redactora jefe de EnFamilia, advierte que, aunque haya nubes en el cielo, deben llevarse a cabo todas las medidas mencionadas, puesto que la radiación ultravioleta las atraviesa e impacta en la piel de los niños. De igual manera, afirma que “entre un 50 y 80% del daño por la exposición solar que un individuo recibe durante toda la vida se realiza durante la infancia y la adolescencia”. Sin duda, una cifra bastante elevada que induce a tomar conciencia sobre la importancia de proteger la delicada piel de los niños del sol.

Fuente:https://www.20minutos.es

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200