Mundo

China consolida su influencia en Oriente Próximo

Pekín hace méritos para afianzar su influencia en Oriente Próximo, reivindicándose como mediadora y socia comercial. Su nuevo rol pone en jaque la hegemonía de Estados Unidos en la región.

En abril de este año, bajo la mediación de Pekín, Irán y Arabia Saudita acordaron restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas desde 2016. La foto de los tres líderes le ha servido a China para promocionar su faceta de pacificadora en un contexto internacional cada vez más convulso.

Hoy, el presidente chino, Xi Jinping, se ha reunido con el presidente sirio, Bashar al-Asad, que está realizando su primera visita a China en 20 años.

En su reunión, Xi no solo reconoció a Siria como uno de los primeros países en establecer relaciones diplomáticas con la ´Nueva China´, sino que anunció el establecimiento de una asociación estratégica entre ambos países, lo que marca un hito importante en sus relaciones bilaterales.

Asad encabeza una delegación gubernamental de alto nivel, que incluye al ministro de Asuntos Exteriores, el ministro de Economía y Comercio Exterior, el ministro de Asuntos Presidenciales y otros altos funcionarios, según medios de comunicación sirios.

Asad aterrizó en Hangzhou, al este de China el jueves para asistir a la ceremonia inaugural de los XIX Juegos Asiáticos, que se realizará el sábado. En estos Juegos, los atletas sirios competirán en siete deportes, entre ellos lucha libre, boxeo y levantamiento de pesas.


La influencia de China en la región y sus intereses en ámbitos que desbordan la seguridad energética han crecido en la última década. China ha sido la mayor socia comercial del mundo árabe desde 2020, superando los 330.000 millones de dólares estadounidenses en comercio bidireccional en 2021.


EE.UU. y China exploran una posible reunión de Biden y Xi Jinping para final de año
La Iniciativa de la Franja y la Ruta (Belt and Road Initiative, en inglés) , propuesta por China en 2013, ha sido el marco del desarrollo de proyectos de cooperación con 20 países árabes y la Liga Árabe.

Tan estratégica es la influencia de China en la región que el pasado diciembre, todavía con el país asiático en medio de severas medidas antipandemia, el presidente chino, Xi Jinping, viajó a Oriente Medio para reunirse con líderes del mundo árabe. Xi participó en la 1ª Cumbre China-Estados Árabes. Pekín calificó esta visita como la acción diplomática más grande y de más alto nivel de China con el mundo árabe desde la fundación de la República Popular China.

En Oriente Próximo han cambiado los principales actores y las políticas de las potencias globales. China demuestra su interés por la región y consolida sus alianzas, políticas y comerciales, sin utilizar el poder militar.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button